sábado, 9 de julio de 2011

La mayoria de las veces,las apariencias engañan.

Era como el ken, ese que todos y todas caracterizan cómo el "principe".. Ese que todas las barbies quieren tener. Alto, rubio, ojos azules, el marido perfecto... Tiene pocos defectos o ninguno, y si tiene alguno, ellas ni los ven. Luego esta todo lo opuesto al príncipe. El chico malo, el moreno, ojos marrones, de estatura media. No te dice que te quiere todos los días, ni te come a besos, aunque piense que te ama y le encantaria devorarte. Y ahora os hago una pregunta, señoras barbies ¿Habeis pensado que el ken se puede ir cuando le dé la gana? Si no lo sabiais, los príncipes tampoco son perfectos ¿Y sabeis? Hay veces que es mucho mejor escoger lo que parece más "normal".

No hay comentarios:

Publicar un comentario